El por que

¿Qué se siente al hacer uno de tus sueños realidad? ¿Es realmente la consecución de estos una mera cuestión del destino?

Ya han pasado un par de semanas desde que regresé de mi viaje en grupo por Marruecos.

Como siempre digo, cada nueva aventura supone un antes y un después en tu vida. El mundo sigue girando como si nada hubiera cambiado, pero algo en ti se ha modificado. Ya no eres el mismo que salió de casa.

Hoy quiero hablarte de cómo empezó todo. De cómo pasé de no tener la más remota idea de qué hacer con mi vida, a forjar mi propio futuro y luchar por aquello en lo que creo; y de cómo se siente uno cuando ve que las tan preciadas recompensas empiezan a llegar.

Muchos expresarán envidia, pero no todos la sentirán de la misma manera. Y esto es algo de lo que te hablaré a lo largo del artículo y que puede que se convierta el principal punto de inflexión en esta etapa de tu vida.

EL DESPERTAR DE UN SUEÑO

“Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, aquellas que rescatan el brillo en los ojos y los corazones caídos”.– Pablo Neruda.

Hay algo más triste que tener un sueño y no aventurarse a cumplirlo, y es el hecho de no tener uno.

Hace algo menos de tres años me encontraba estudiando un Grado en Turismo en la Universidad de Granada. Me matriculé en esta carrera por eso de que me gustaba viajar y se me daban bien los idiomas, motivos que entonces me parecieron justificados pero que a fecha de hoy carecen de significado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s